Diferencias entre batería física y batería virtual en tu instalación de placas solares

La energía solar se ha consolidado como una fuente sostenible y eficiente para alimentar los sistemas energéticos de los hogares y su implementación es cada vez más atractiva dados los grandes avances tecnológicos en paneles solares. Si ya has tomado la decisión de ahorrar en la factura de la luz y además ser más sostenible, la pregunta es si optar por baterías físicas o baterías virtuales para el almacenamiento de energía.

¿Qué es una batería física?

Las baterías físicas, también conocidas como baterías de ion de litio, plomo-ácido u otras tecnologías tradicionales, son dispositivos tangibles que almacenan la energía generada por tus paneles solares.

Ventajas de elegir una batería física

Las ventajas a la hora de instalar una batería física en tu hogar son:

  1. Almacenamiento directo. Las baterías físicas almacenan la energía de manera directa, permitiendo un acceso inmediato cuando los paneles solares no están generando electricidad, como durante la noche o en días nublados.
  2. Durabilidad. Las tecnologías de baterías físicas han avanzado significativamente en términos de durabilidad y ciclos de carga-descarga, lo que las hace adecuadas para un uso a largo plazo.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de instalar una batería física en tu hogar:

  1. Espacio y peso. Las baterías físicas ocupan espacio y pueden ser pesadas, lo que requiere un lugar adecuado y resistente para su instalación.
  1. Coste inicial. Aunque los costes han disminuido en los últimos años, las baterías físicas aún pueden tener un coste inicial más alto en comparación con las alternativas virtuales.

¿Qué es una batería virtual?

Las baterías virtuales, también conocidas como sistemas de gestión de energía, son soluciones digitales que no implican hardware físico adicional. Esto te permite “almacenar” tus excedentes solares en la red y luego utilizar esa energía cuando más la necesites, como durante la noche o en días con muchas horas de sol.

Ventajas de elegir una batería virtual

Las ventajas a la hora de instalar una batería virtual en tu hogar son:

  1. Flexibilidad. Al no depender de dispositivos físicos, las baterías virtuales ofrecen una mayor flexibilidad en términos de instalación y espacio.
  2. Optimización de la energía. Los sistemas de gestión de energía pueden optimizar el uso de la energía almacenada, priorizando la alimentación de dispositivos esenciales o vendiendo el excedente de energía a la red.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de instalar una batería virtual en tu hogar:

  1. Permanencia. La duración de estos sistemas está determinada por la comercializadora, lo que significa que el cliente está expuesto a posibles variaciones de precios, tanto en el coste de la energía como en la compensación por excedentes.
  2. Precio. Aunque este sistema es más económico en comparación con una batería física, el cliente no tiene control sobre el precio al que la comercializadora le paga por cada kilovatio-hora generado.

¿Cuál es la mejor opción?

La rentabilidad depende de diversos factores, incluyendo el coste inicial, el espacio disponible, las necesidades energéticas y las condiciones climáticas locales. En general, las baterías físicas tienden a ser más adecuadas para aquellos que buscan un sistema independiente y están dispuestos a realizar una inversión inicial más sustancial. Por otro lado, las baterías virtuales pueden ser ideales para aquellos que valoran la flexibilidad y la optimización digital.

Antes de tomar una decisión, es esencial evaluar tus necesidades específicas y consultar con un equipo experto en energía solar para determinar la solución más rentable y eficiente para tu hogar. Desde Canarias Autosostenible te ayudamos a tomar una decisión tras evaluar tu situación de manera personalizada. ¡Contacta con nosotros!

Leave Reply